El líder amoral (con a)

101. Post del Lunes - 18.07.16 - El lider amoral (con a)

Está claro que no nos gustan los líderes inmorales, sin embargo cuando la ausencia de moralidad no produce especiales contratiempos, eso parece decir que tampoco son de nuestro especial agrado los líderes morales ¿Qué nos queda? El líder amoral, adjetivo que la RAE define así: “Dicho de una persona: Desprovista de sentido moral”.

La situación como único referente, el relativismo permanente respecto a todo, lo malo de ayer es bueno hoy o las dos cosas a la vez, proclamar a voz en grito su lucha permanente en pro de la reducción de la desigualdad y no mover ni en un solo dedo para atenuarla, muestran que el gobernante moderno aplica una y otra vez en los más variados contextos, la frase que Groucho Marx inmortalizó, aunque no fuese invención suya: “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros“.

Si alguien cree conocer los valores personales y colectivos que animan a su líder favorito, creo oportuno felicitarlo por su perspicacia. Lo que resulta paradójico es que esa falta de sentido moral no resulte invalidante, y en muchos casos el líder que la adopta consigue alcanzar el poder político. Quizás eso de deba a que sus votantes sí son seres morales y sí poseen principios, y la gran virtud del líder amoral sea hacerles creer que él también los tiene, convirtiéndose en un falso espejo que se apropia de ellos, tan solo para dejarlos atrás tan pronto como las necesidades de su conducta amoral lo requieren.

Marià Moreno

101. Post del lunes – 18.07.16 – El líder amoral (con a)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *