Empresas B. Corp – Ser Buenas para el Mundo

Dos espíritus indomables, José Agustín Goytisolo en la letra y Paco Ibañez con su canto, nos dicen que “erase una vez un lobito bueno… un príncipe malo;una bruja hermosa y un pirata honrado” para acabar advirtiendo que todo era sí “cuando yo soñaba un mundo al revés“.

¿Puede una empresa mercantil o cooperativa, situar el servicio a la comunidad por encima de la obtención de rentabilidad?¿Puede además considerar la atención a sus personas en primer plano? Y por supuesto considerarse “una con el planeta” y asumir íntegramente su responsabilidad medioambiental. Sí, se parece peligrosamente a la canción y sin embargo no hay que soñar. Aquí y ahora son ya 2.000 en los 5 continentes. Son las empresas B. Corpbcorporation.eu/spain, dispuestas, sin trampa ni cartón, a demostrar que las empresas “normales”, con accionistas y capital de por medio, pueden “ser buenas empresas para el mundo” como afirma su representante en España, Pablo Sánchez, una persona tan sólida como honrada.

Ofrecen una prueba concluyente: Consta explícitamente en sus estatutos sociales, entre las obligaciones de sus administradores, que los intereses de la comunidad deben ser siempre considerados en sus decisiones. Eso también significa que pueden ser denunciados si no lo cumplen. Otra más es que 40.000 empresas lo han intentado y solo 2.000 puede decir que son B. Corp.

Llega desde “el otro lado”, una respuesta, que se suma, todo siempre tiene que sumar desde este lugar, al que viene dando la Economía Social. El continuo despertar de la conciencia de la persona consumidora, debe llevarnos a qué frente al lineal o ante cualquier otro acto de compra, una bonita afirmación se abra paso: “Querido producto, si la empresa de dónde vienes no es buena para el mundo, eso quiere decir que tú no eres bueno para mí”.

Marià Moreno

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *