Construir la Realidad con mayúsculas

El Post el Lunes - SoloAl acabar el día de hoy algunos de nosotros diremos que hemos tenido un buen día, y otros diremos que no lo ha sido, en absoluto. Podremos entonces decir también que la vida es maravillosa o dura, muy dura. Todo es cierto, todo es verdad, todo ocurre realmente. Cada persona habla desde su realidad concreta, personal. Una realidad de la que decimos que no es más que la nuestra, pero que no es «la Realidad», la que nos afecta a todos, la del «Mundo Real».

Sin embargo, no es tan cierto, no puedo serlo porque ¿Qué es la Realidad con mayúsculas? Por fuerza no puede ser otra cosa que la suma de las realidades concretas, personales. No puede crearse de la nada. La Realidad de la Paz, todo con mayúsculas, es la agregación ingente de la voluntad de las personas que la quieren, y también es así para la Realidad de la Guerra, de nuevo con mayúsculas. Por eso es tan importante decidir qué Realidad queremos crear, cada uno de nosotros. Porqué nuestra minúscula aportación es la única que tiene el poder para construir las mayúsculas del «Mundo Real». Y ninguna fuerza, absolutamente ninguna, puede oponerse a eso. No ha podido nunca, ahora tampoco.

Nº 9

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *