Dos Mundos

El Post el Lunes - SoloEl Post del lunes, esta vez el domingo.

Dos mundos están muy cerca, muy juntos, entrelazándose constantemente. El tránsito entre dos mundos, quizás sea ese el tiempo que nos ha tocado vivir.

A veces la historia parece seguir un curso claro, siempre con amplios meandros y matices por supuesto, y en otras ocasiones parece imposible predecir cuál puede ser el signo final del destino. ¿En qué mundo vivimos? ¿Es este donde cada día podemos ver como más y más personas, acceden a un nuevo estado de conciencia para reclamar la llegada de una forma de hacer y vivir realmente diferentes? ¿O, por el contrario, todo sigue igual en este otro mundo denso, tan a menudo oscuro, donde la economía manda en todo y cualquier cifra, como la de parados, solo le importa al gobernante como dato por si le permite sacar pecho, pero jamás le interesa el drama real que viven tantos seres convertidos en meros dígitos?

Dos mundos están muy cerca, muy juntos, entrelazándose constantemente. Despierta y empuja la mujer mientras el hombre busca un nuevo lugar para vivir su masculinidad, las familias se componen y recomponen llevadas por un amor que traspasa todo tipo de fronteras… y al mismo tiempo nos dicen que nuestro porvenir depende enteramente de datos y cifras, de magnitudes imposibles de abarcar.

El tránsito entre dos mundos, quizás sea ese el tiempo que nos ha tocado vivir. Atentos, conscientes, bien convencidos de hacia dónde debe apuntar la proa de nuestra humilde barca, podemos hacer mucho en lo que nos rodea, allí donde alcanza nuestra mano y al mismo tiempo, con la suavidad de quién se siente seguro, con la firmeza de quien ya no duda, empujar cada vez un poco más lejos todo lo que nos dice que no puede ser, mientras afirmamos que sí puede ser, porque el tránsito debe continuar y nosotros somos los portadores de la esperanza de que ya no se detenga.

Marià Moreno

Nº 44

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *