Archivo Etiqueta: Esperanza

Brasil en peligro

Ante quien corresponda

En respuesta al llamamiento realizado por el eminente sociólogo Manuel Castells, declaro:

Como humanista, cooperativista y pensador catalán y en mi único nombre.

Que Brasil me concierne y nos concierne a todas las personas, que Brasil es una esperanza para el mundo y con él para la Humanidad, y que ruego a todas las personas de Brasil que el próximo día 28 de octubre hagan posible que la llama de esa esperanza siga viva, más aún porque habrán sido capaces de apartar de sí la faz de la oscuridad y del totalitarismo.

Marià Moreno

 

Para quem corresponde.

Em resposta ao apelo feito pelo eminente sociólogo Manuel Castells, declaro:

Como pensador humanista, cooperativista e pensador catalão e em meu único nome.

Que o Brasil me preocupa e preocupa todas as pessoas, que o Brasil é uma esperança para o mundo e com ele para a humanidade, e que eu rezo a todas as pessoas do Brasil que no próximo dia 28 de outubro tornem possível a chama disso a esperança ainda está viva, ainda mais porque eles poderão remover de si mesmos a face das trevas e do totalitarismo.

(Publicado no Blog de Marià Moreno –goo.gl/G44teY)

 

Subject: Carta abierta de Manuel Castells a los intelectuales del mundo

Amigos intelectuales comprometidos con la democracia:

Brasil está en peligro. Y con Brasil el mundo. Porque después de la elección de Trump, de la toma del poder por un gobierno neo-fascista en Italia y por el ascenso del neonazismo en Europa, Brasil puede elegir presidente a un fascista, defensor de la dictadura militar, misógino, sexista, racista y xenófobo, que ha obtenido 46% en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Poco importa quien sea su oponente. Fernando Haddad, la única alternativa posible, es un académico respetable y moderado, candidato por el PT, un partido hoy dia desprestigiado por haber participado en la corrupción generalizada del sistema político brasileño. Pero la cuestión no es el PT, sino una presidencia de un Bolsonaro capaz de decir a una diputada, en público, que “no merece ser violada por el”. O que el problema con la Dictadura no fue la tortura sino que no matara en lugar de torturar. En una situación así, ningún intelectual, ningún demócrata, ninguna persona responsable del mundo en que vivimos, podemos quedarnos indiferentes. Yo no represento a nadie mas que a mi mismo. Ni apoyo a ningún partido. Simplemente, creo que es un caso de defensa de la humanidad, porque si Brasil, el país decisivo de América Latina, cae en manos de este deleznable y peligroso personaje, y de los poderes fácticos que los apoyan, los hermanos Koch entre otros, nos  habremos precipitado aun mas bajo en la desintegración del orden moral y social del planeta a la que estamos asistiendo. Por eso les escribo a todos ustedes, a los que conozco y a los que me gustaría conocer. No para que suscriban esta carta como si fuera un manifiesto al dictado de políticos. Sino para pedirles que cada uno haga conocer públicamente y en términos personales su petición para una active participación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el 28 de octubre, y nuestro apoyo a un voto contra Bolsonaro, argumentándolo según lo que cada uno piense, y difundiendo su carta por sus canales personales, redes sociales, medios de comunicación, contactos políticos, cualquier formato que difunda nuestra protesta contra la elección del fascismo en Brasil. Muchos de nosotros tenemos contactos en Brasil, o tenemos contactos que tienen contactos. Contactémoslos. Un what’s app es suficiente, o una llamada telefónica personal. No nos  hace falta un #.  Somos personas, miles, potencialmente hablando a millones, en el mundo y en Brasil Y porque a lo largo de nuestra vida hemos adquirido con nuestra lucha e integridad, una cierta autoridad moral, utilicémosla en este momento antes que sea demasiado tarde.

Yo lo voy a hacer, lo estoy haciendo. Y simplemente ruego que cada una/uno haga lo que pueda.

Manuel Castells

Siete Energías para el Bien Común – 7EBC

Tengo que agradecer a Alternativas Económicas la publicación de este artículo, donde trato de sumar una perspectiva más a la tarea de construir desde la empresa el Bien Común. Gracias.

7EBC – Siete Energias para el Bien Común – Alt. Econ. – 06.08 – Marià Moreno

¡Hasta siempre!

Deixaré la ciutat que em distreu de l’amor.

                       (Deixaré la ciutat – Joan Salvat-Papasseit)

Dejaré la ciudad que me distrae del amor.

En enero de 2014 me preguntaba si podría sostener un ritmo de publicación semanal. De hecho el Post del Lunes tiene tres antecedentes seguidos ese mismo mes (en jueves), que me hacen pensar que sí, que podría hacerlo.

Anuncié mi decisión en el último de esos posts antecesores:

“Tercer jueves seguido y quizás sí, quizás haya que empezar a pensar en algún día para publicar, y elijo el lunes….aunque el lunes es un mal día para un post ¿No?”

El Post del Lunes nace desde un reto personal: ser capaz de escribir algo semanalmente con un mínimo interés. Considero el reto cumplido en lo que hace a su primera parte. Creo que no puedo decir lo mismo con respecto a la segunda.

Se escribe “para dentro” tanto como se escribe “para fuera”. De la misma forma que la búsqueda del equilibrio nos puede traer momentos para hablar y también momentos para callar. Me llega este último y lo acepto, aunque sé que no será de forma absoluta.

Agradecer cada correo de ánimo desde “mi lista”, también cada me gusta y cada recomendación en los “benditos” Facebook y LinkedIn. Agradecer, en definitiva, la resonancia desde el otro lado.

¡Gracias!

¡Hasta siempre!

Marià Moreno

“Re-Nacimiento”

Si algo nos parece literalmente imposible es volver a nacer. Nuestro imperativo biológico, el del ser humano, nos indica con claridad que solo hay un nacimiento y solo una muerte.

Pero no es cierto, no al menos en la segunda proposición: “una sola muerte”. Es probable que muchos de nosotros hayamos recibido la noticia de nuestra muerte, sin que eso haya afectado a nuestra capacidad para seguir respirando. Lo que ha sucedido es que hemos sentido que moríamos porque aquél que éramos ya no podía seguir con nosotros. La causa del impacto es tan diversa como lo es la propia vida. La profundidad de la herida puede resultar insoportable, tanto como para considerar que no hay nada que hacer, especialmente si el resultado se sitúa en el extremo que marca la pérdida del amor por uno mismo.

Si aceptamos que dejar de querernos es una forma de “morir en vida”, parece razonable que podamos “nacer en vida”. Una vez más las cosas humanas no resultan sencillas, pero es necesario contraponer a la radical afirmación: “no me quiero”, otra que abre puertas: “puedo quererme”, que nos dice que sí tenemos el poder necesario para amarnos.

Si nuestro nacimiento es el fruto del amor del Cielo y de la Tierra. Nuestro “Re-Nacimiento” tiene el mismo objeto: alumbrar a un ser que desde el amor a sí mismo pueda ofrecerlo a los demás.

Ciertamente, nuestro “Re-Nacimiento” será acaso el mayor de nuestros actos posibles. Volver a amarnos desde el desamor. Cruzar la oscuridad para alcanzar la luz. Será bueno entonces recordar lo que ya hicimos una vez: confiar en que nuestros pulmones sabrían que hacer con el aire que se le ofrecía. Lo hicieron porque sabían que podían hacerlo, aunque hasta ese instante nunca lo hubieran hecho.

Marià Moreno

160. Post del lunes – 27.11.17 – Re-Nacimiento

La revolución: algo personal

El siempre útil diccionario de la RAE nos dice que la primera acepción de “revolución” es: Acción y efecto de revolver o revolverse, y desde luego ya va siendo más que hora de “revolverse”.

En general, los ciudadanos del mundo, por su acción democrática o desde la forzada represión, dejan a sus gobernantes el manejo de los asuntos comunes. Ese sueño de la razón engendra monstruos como los actuales gobernantes de EE.UU o Rusia o que una dictadura sea la nueva potencia mundial. Es la misma que se niega a confesar el número de ejecutados por la pena capital en su territorio, y también la que ahora es la campeona contra el Cambio Climático y por tanto de nuestra esperanza (sic).

A la luz de lo que vamos viendo (y soportando), parece como si en todo el planeta, la obtención de un acta de representante popular otorgue un especial permiso para insultar, degradar, estimular las pasiones negativas y que solo sea posible afirmar lo propio negando todo lo demás. Son personajes que otorgan el mismo valor a la verdad que a la mentira, que negarían hasta la existencia del Sol si encontraran la frase adecuada para hacerlo. Frase, que, sin duda, están buscando.

¡Sí! Es hora de revolverse.

Es una cuestión personal. No hay que seguir buscando la piedra filosofal que hará que una espectacular reacción de miles de millones de seres convierta por fin este planeta en la casa común de la humanidad. No, la cuestión puede ser algo más sencilla, quizás no más fácil, pero desde luego, bastante menos compleja.

Se trata de elegir nuestro mejor espejo, y quizás nuestra silla más cómoda. Sentarse delante y formular un par de preguntas:

“Oye, para ti, que soy yo, ¿Qué significa una persona? ¿Qué significan las personas?”

Después es cuestión de dejarse llevar por el diálogo. Si lo que aparece es que las personas, más allá de las de la familia, sí importan. Si como resultado de eso brota una decisión, aunque sea tímida, de poner a la persona, a las personas, en el centro. De pensar que podemos ser algo más amables, un poco más comprensivos, un pelo más solidarios. Si eso emerge, el habitante del espejo está empezando a revolverse, a hacer de la revolución algo personal.

Ya solo quedar salir y encarnar la imagen, experimentar con ella, vivirla. Desde el sano convencimiento de que la revolución no va a venir de otro lugar del que ha estado siempre: Frente a nosotros, en nuestro espejo.

Marià Moreno

159. Post del lunes – 20.11.17 – La revolución- algo personal

La alquimia del pensamiento

En su segunda definición el diccionario de la RAE define a la alquimia como: Transmutación maravillosa e increíble. Son nuestros actos los que operan sobre las cosas, la materia en definitiva, si bien es nuestro pensamiento quién determina nuestras acciones. Una aplicación de la propiedad transitiva nos dice que si cambiamos nuestros pensamientos, nuestros actos también lo harán y por tanto la materia que serán capaces de crear.

Nuestro tiempo insiste en seguir marcado por la presencia de lo viejo que, pese a no aportar soluciones a los problemas que ha creado, insiste en afirmar que “no hay otra economía posible” o que “los seres humanos se relacionan desde el interés”. De este lado, que se auto otorga la idea de razón y ciencia, no parecen surgir alternativas reales, tan globales como las que ahora imperan.

Tenemos que encontrar en un lugar distinto la aparición de un discurso capaz de transcender: es en el ámbito espiritual, donde acaso sea el Papa Francisco el mejor exponente del significado de lo nuevo. Sí, la espiritualidad, preñada de aristas y contradicciones tan flagrantes como la existencia de vivencias religiosas que alientan la violencia, pero es ella, desde muchos corazones, la única que mira a los ojos de la humanidad para decirle: “Todos somos uno con el planeta”. Es la que alienta un pensamiento que contiene la posibilidad de devenir alquímico. La que nos dice que es posible “una transmutación maravillosa e increíble”.

Marià Moreno

El Blog de Marià Moreno

142. Post del lunes – 19.06.17 – La alquimia del pensamiento

Empresas B. Corp – Ser Buenas para el Mundo

Dos espíritus indomables, José Agustín Goytisolo en la letra y Paco Ibañez con su canto, nos dicen que “erase una vez un lobito bueno… un príncipe malo;una bruja hermosa y un pirata honrado” para acabar advirtiendo que todo era sí “cuando yo soñaba un mundo al revés“.

¿Puede una empresa mercantil o cooperativa, situar el servicio a la comunidad por encima de la obtención de rentabilidad?¿Puede además considerar la atención a sus personas en primer plano? Y por supuesto considerarse “una con el planeta” y asumir íntegramente su responsabilidad medioambiental. Sí, se parece peligrosamente a la canción y sin embargo no hay que soñar. Aquí y ahora son ya 2.000 en los 5 continentes. Son las empresas B. Corpbcorporation.eu/spain, dispuestas, sin trampa ni cartón, a demostrar que las empresas “normales”, con accionistas y capital de por medio, pueden “ser buenas empresas para el mundo” como afirma su representante en España, Pablo Sánchez, una persona tan sólida como honrada.

Ofrecen una prueba concluyente: Consta explícitamente en sus estatutos sociales, entre las obligaciones de sus administradores, que los intereses de la comunidad deben ser siempre considerados en sus decisiones. Eso también significa que pueden ser denunciados si no lo cumplen. Otra más es que 40.000 empresas lo han intentado y solo 2.000 puede decir que son B. Corp.

Llega desde “el otro lado”, una respuesta, que se suma, todo siempre tiene que sumar desde este lugar, al que viene dando la Economía Social. El continuo despertar de la conciencia de la persona consumidora, debe llevarnos a qué frente al lineal o ante cualquier otro acto de compra, una bonita afirmación se abra paso: “Querido producto, si la empresa de dónde vienes no es buena para el mundo, eso quiere decir que tú no eres bueno para mí”.

Marià Moreno