Archivo Etiqueta: Economía

Dar paso a otra forma de hacer

53. Post 01.06.15 - Dar paso a otra forma de hacerA los interesados voceros de que todo cambie para que nada cambie, la infame realidad que puntualmente nos muestra una ejemplar entidad perteneciente a la Iglesia parece no serles suficiente, en absoluto. Ante el menor atisbo de otra forma de hacer el coro de amenazas deviene en desgarrado griterío.

Debíamos vivir en el mejor de los mundos y no lo sabíamos, tantos y tan grandes serán los males generados por la más modesta alteración de lo existente. Pero no, el paraíso queda bastante lejos de muchas de nuestras calles y de un número insoportablemente grande de familias. Olvidar la pobreza o considerarla una mera contingencia del normal curso de la economía, es olvidar también nuestra entera humanidad.

Hay que desoír con firmeza la desmedida sin razón que insulta nuestra inteligencia y atenta contra toda noción de progreso. Si solo hubiera una forma de hacer las cosas, tan solo una, probablemente la caverna seguiría siendo nuestro hogar.

Marià Moreno

Austeridad. La palabra traicionada

El Post el Lunes - Solo

La 2ª definición que la RAE aporta para austero es: “Sobrio, morigerado, sencillo, sin ninguna clase de alardes” siendo la austeridad “la cualidad del austero“. Considerando esto, una política basada en la austeridad debe ser siempre bienvenida, la sobriedad, la sencillez y la ausencia de alardes son buenos para todos.

¿Cuál es la magia que hace que el resultado de la austeridad sea el aumento flagrante de la desigualdad? ¿Cuál es el misterio que provoca que los ricos sean más ricos y haya más pobres y desesperados como consecuencia de que una Comunidad reciba un aluvión de austeridad por parte de su gobierno?  Quizás no hay tal magia ni misterio sino que lisa y llanamente, una vez más se traiciona la palabra. No hay ninguna austeridad en destinar más de 60.000 millones para reflotar el sistema financiero a costa de detraer ese importe de las políticas sociales. Las dos cosas son todo una alarde y por tanto no tienen nada de austero. No son más que un trasvase puro y duro, un magnífico ejemplo de cómo hacer que todos paguen lo hecho por unos pocos.

No es arriesgado pensar que ni el genial Maquiavelo podría haber imaginado que llegaría un tiempo donde su apreciado Príncipe utilizaría las palabras, no ya en vano, sino con tal mortal cinismo.

Marià Moreno

Nº 42

Win to Community

El Post el Lunes - SoloEs necesario impulsar nuevas palabras y nuevas expresiones si queremos alcanzar a describir una nueva realidad. 

El celebrado “win to win” (ganar – ganar) parece llevarnos al clímax en lo que a nuestras relaciones se refiere. Interés por interés y los dos satisfechos, visto así no parece posible mejorarlo. Sin embargo ¿A dónde no está llevando esta fórmula? Directamente a que si no tengo interés en lo que tú tienes no tengo porque saber demasiado (o nada) de ti, no hay “win” posible… y otra vez será.

¿Podemos imaginarnos el desarrollo humano si todo se hubiera basado en esta aclamada fórmula ? Y si miramos al ahora: ¿Por qué tenemos que ocuparnos de la enfermedades raras? o ¿Atender a los discapacitados? ¿Por qué queremos que se haga o lo hacemos? La respuesta es que estamos dotados del “Win to Community”. Todo lo mínimamente respetable que nos rodea ha sido hecho  por mujeres y hombres que ante el “win to win”, hubieran sonreído y quizás esbozado algo así como” oiga, eso que me dice está bien, pero ¿Y la Comunidad? Vera, yo tengo que dar lo que sé a los demás, y mire, no espero que me devuelvan nada en especial, se trata del progreso humano ¿Sabe?”.

Quizás sea bueno que cada uno de nosotros busque el “Win to Community” en su entorno, lo va a encontrar, y mejor todavía que eso, que lo ponga en práctica y quizás al final  es posible que hacerlo no sea tan desinteresado. Que gane la comunidad es la única forma real de que también ganen nuestros hijas e hijos, y también todos los que les sucedan.

Marià Moreno

Nº 28

¿Con-sumo? ¿A qué sumo mi consumo?

El Post el Lunes - SoloToda compra supone un inicio y un final. El inicio está claro, lo que compramos nos servirá para algo, y eso puede ser tan rápido y refrescante como un helado o tan largo como la vida de un mueble destinado a durar muchos años.  ¿Y por qué es un final? Porque es el último acto del conjunto de actividades, más simples o más complejas, que han servido para que ese helado o ese mueble, igual que muchísimas más cosas, lleguen a nuestras manos.

Y cada una de nuestras compras, en ese punto final, está haciendo algo muy concreto. Está diciendo que “todo está bien”, que está de acuerdo con todo lo que ha pasado hasta allí, y que como está de acuerdo, compra. O sea, que nuestra acción se suma a todas esas cosas que han pasado hasta ese momento. Y de manera natural nuestra compra suma, se hace “con-sumo”, suma con el producto comprado, la empresa que lo hace y también con la que lo vende. Sí, realmente suma con todo eso.

¿Con qué suma nuestro consumo? En algunas cosas, realmente lo tenemos difícil, pero quizás no en todo. Quizás sí podamos hacer que ya que tenemos que sumar, nuestro “con-sumo” realmente sume con algo que valga la pena, con algo que nos haga un poco mejores, aunque solo sea un poco. ¿Qué tal si echamos un vistazo a nuestro alrededor? Quizás sí veamos algunos productos y algunas empresas y algunas tiendas donde justo lo que queremos, sumar, sea posible con nuestro “con-sumo”. Hay más de las que parecen, estoy seguro que sabrás encontrarlas.

Nº 3

¡Joder con Eroski!

El Post el Lunes - SoloHace unos años tuve ocasión de escuchar una intervención de un muy alto directivo de Eroski.  Al salir me pregunté por el cooperativismo que había en ella. Era una pregunta retórica, la disertación contenía todos los elementos que se esperan de la acción de una gran empresa, y por lo que escuché, el cooperativismo no formaba parte de ese discurso.

Tanto decir y tanto hacer, tanto vindicar que el cooperativismo debe superar sus limitaciones sin complejos, tanto desnaturalizar la cooperativa para convertirla en una empresa naturalmente mercantil. Tanto todo eso que ¡Joder con Eroski! Según la prensa va a promover un 30% de quita a sus acreedores “preferentistas”, esto es, a familias y personas bien normales cuyo único pecado fue creer en Eroski. El círculo se cierra, el problema es el mismo que para las empresas de capital y la solución también es la misma. Los principios cooperativos no quedan ni al fondo, ni arriba ni abajo, ni delante ni detrás, simplemente parecen no existir.

Quizás sea ya momento de volver a decir con claridad que con los valores cooperativos hasta el infinito y sin ellos, a ninguna parte. Que cuando una cooperativa los abandona se convierte en el imperfecto reflejo de algo que, nacido para ser bello, escogió otro camino con extraños compañeros de viaje. El viejo adagio de “menos es más” no se cumple, una cooperativa para ser más empresa no tiene que ser menos cooperativa. La gran creación de alguien a quien admiro profundamente, Antonio Cancelo, estaba plagada de cooperativismo ¿Qué ha quedado de ese cooperativismo en los últimos años? Y estoy hablando de cooperativismo de consumo. Nadie debe dar lecciones de cooperativismo a nadie, yo tampoco, pero mi pregunta es directa  ¿Cuántas personas clientes de Eroski han sentido que al comprar estaban haciendo algo más? Algo que tenía sentido.

Naturalmente es díficil ser realmente grande y cooperativa, por supuesto, pero lo que sea no es excusa para abandonar en la cuneta lo segundo en pos únicamente de lo primero. No lo es.

Marià Moreno

Nº 1 – Sí, este es el primer Post del Lunes

Nos dicen décimas ¿Y ya está?

6139419-de-compras-con-muchas-bolsas-coloridos-en-la-mano-1024x683

Nos dicen que mejoramos décimas ¿Y ya está? Como si unas décimas fueran suficientes ante todo lo destruido. Y al mismo tiempo lo que tiene que ver con los poderosos avanza por decenas. No es una paradoja, el poderoso tiene  capacidad multiplicadora, su pequeña desgracia es una catástrofe para todos y cualquier respiro general lo encumbra. Todo es absolutamente asimétrico y carente de cualquier sentido de la proporción.

Sigue siendo jueves…y todavía no tengo claro si podré mantener un ritmo semanal.

 

Relato General de los Nuevos Tiempos

Portada Relato General

Relato General de los Nuevos Tiempos.  El ser humano, motor de la transformación social

 

Si es posible luchar y trabajar por un mundo mejor, debe ser también posible describir ese mundo. Si el permanente ejercicio de nuestra humanidad ha de ser la única bandera del futuro, debe ser posible narrar cómo el ser humano puede volver a encontrarla, cómo puede religarse a ella, en definitiva, como puede volver a encontrarse también a sí mismo.

Surgen preguntas, necesariamente largas porque es mucho lo que quieren abarcar ¿Podemos imaginar que la búsqueda y manifestación de la belleza del ser humano y de todo cuanto ella tiene se convierta en el motor central que anime todo lo que hacemos? ¿Que la cooperación, la colaboración y la fraternidad no sean solo conceptos abstractos sino que estén presentes en cada uno de nuestros actos cotidianos? ¿Que lo nacido de nuestro espíritu y de nuestra emoción se funda con nuestra razón para empapar todo cuanto debe hacerse, y que lo así hecho se convierta en un acto bello?

Podemos creer, en definitiva, que la conciencia del ser humano puede despertar de su largo sueño para que sean millones los que sientan, claro y vibrante, el canto íntimo que les anuncia que pueden ser libres  y que la ruta hacia la libertad es un camino que van a construir desde el encuentro fraterno. Y que ese mismo canto les diga que nunca más nadie podrá sentirse libre mientras alguien, en algún lugar, no lo sea.

El Relato General de los Nuevos Tiempos intenta narrar qué sucederá en las Comunidades en donde todo eso no solo habrá sido imaginado sino que ya habrá pasado. El Relato muestra también cual puede ser la Guía para la transformación, que Procesos Sociales resultan claves en ella, las bases de la necesaria Nueva Economía, el papel del Estado y la dinámica derivada en el Mundo.

El Relato no pretende ser veraz, nada puede serlo cuando se trata del futuro, pero sí afirma que la onda expansiva generada por cada persona que despierta su conciencia, posee una inmensa fuerza que el Poder, con mayúsculas, siempre ha negado. El Poder nunca ha querido saber nada de conciencias despiertas y por eso nos dice que nada es espíritu y todo es materia y que nos atengamos a eso. Es una de sus muchas mentiras pero quizás sea la esencial, su prédica explica como unos pocos dominan impunemente al resto. Cuando las mentiras del Poderoso se convierten en las verdades de todos, no hay camino ni destino.

Despertar nuestra conciencia, y hacer que ella sea la única que guíe nuestros actos, esa es la sugerencia de un Relato que quiere ser de los Nuevos Tiempos. Tiempos que un día serán si hacemos que la luz de nuestra esperanza brille aun cuando se vea rodeada por una soberbia oscuridad, que a fuer de oscura solo puede anunciar que será nuestra luz la que acabe con ella.

2012 – Relato General Nuevos Tiempos 07