Archivo Etiqueta: Esperanza

La esperanza es poder

La esperanza es poder“, es la afirmación que realiza Nawal el Saadawi, activista por los derechos humanos, en “La Contra” de La Vanguardia del pasado 24 de marzo.

La esperanza es poderosa porque aporta sentido, y la búsqueda de sentido es siempre nuestro más íntimo camino, y por lo mismo el que más vida nos otorga…o nos quita. Un ser humano dotado de sentido está profundamente empoderado, y lo que resulta todavía más relevante, lo está en un nivel que nada ni nadie puede tocar (El hombre en busca de sentido – Víktor E. Frankl).

La esperanza no es la boba creencia de que “todo saldrá bien”, es nuestra auténtica “fábrica” de sentido, la que no solo nos mantiene en pié cuando todo nos invita a postrarnos, sino que regenera lo que ningún microscopio ha visto nunca y sin embargo existe, en su más literal expresión, en nuestro interior.

La esperanza es el mensaje que nuestro espíritu nos hace llegar, su directa manifestación, la que nos invita una y otra vez a rearmar las velas de nuestra nave para afrontar no importa que mar, y esa voz tiene poder, un enorme poder.

Marià Moreno

 

Ciento por Uno

119-post-del-lunes-19-12-16-ciento-por-uno¿Ciento por Uno? Realmente, desde nuestra perspectiva racional, plenamente occidental, se nos hace difícil entender que sea posible recibir “ciento por uno”, para algunos puede serlo aún más, dado el contexto donde brotó esa frase, pero quizás, con respeto, podamos intentar transcenderla. Si hemos dado uno es que algo hemos entregado, uno nunca es nada. Cuando lo hemos hecho ¿Qué ha pasado? Quizás no haya rastro alguno en el plano de la materia, de lo que vemos, contamos o tocamos, pero puede que sí lo encontremos en lo que podemos sentir, especialmente en nuestro interior, donde habita esa intimidad que tan solo es nuestra.

Cuando nos hemos dado, atendido, servido al otro y al hacerlo hemos hecho que nuestros actos se alinearan con nuestros pensamientos ¿Qué sucede “ahí dentro”? Desde luego nada que pueda contar ninguna caja registradora, porqué no puede, porque lo que recibimos no es “ciento por uno”, es “infinito por uno”.

A la memoria de mi madre, a su amor infinito con el que ella me hizo hombre.

Marià Moreno

119-post-del-lunes-19-12-16-ciento-por-uno

Hacer privado, semilla del hacer público

109-post-del-lunes-10-10-16-hacer-privado-semilla-del-hacer-publico

En ocasiones los datos avalan las observaciones (Post del 12.09.16 – La persona avanza, el mundo parece que no). El lunes 3 de octubre el diario 20MINUTOS anunciaba la creación de Ulises, un estudio sociológico trimestral destinado a ofrecer un Índice de Ánimo Ciudadano (estado emocional a nivel general) que se asienta sobre el Índice de Ánimo Personal; el Índice de Ánimo Social y el Índice de Satisfacción con el País.

Los primeros datos ofrecidos muestran una más que notable diferencia (escala 0 a 100), entre el estado Personal (65,47), el Social (39,06) y la satisfacción con el País (36,26). Belen Barreiro, directora de MyWord, empresa encargada de realizar el estudio, afirma que “Está en marcha una revolución libertaria, silenciosa pero, quizás imparable, a la que se suma una creciente concienciación medioambiental, que empuja a no pocos ciudadanos a pensar y comportarse de manera distinta a como lo hacían en el pasado“.

Parece claro que las cosas están cambiando, y no poco, en nuestra esfera privada, en nuestra percepción y acción personal, y no deja de sorprender que esa dinámica reciba la calificación de “libertaria”. ¿Cuánto tiempo debe pasar todavía para que lo que está siendo un hecho en lo privado alcance lo público? ¿Para que las nuevas y saludables actitudes y acciones individuales se conviertan en un patrimonio colectivo? Resulta imposible determinarlo, pero sí sabemos que, en el siglo XXI, la condición necesaria para que algo esté en el Todo, es que antes esté en cada uno de nosotros.

Marià Moreno

109-post-del-lunes-10-10-16-hacer-privado-semilla-del-hacer-publico

Palabras que necesitan manos

108-post-del-lunes-03-10-16-palabras-que-necesitan-manosEvangelii gaudium (La Alegría del Evangelio) es la primera exhortación apostólica escrita por el Papa Francisco, se publicó en noviembre de 2013. De acuerdo con Wikipedia una “exhortación apostólica” es: “uno de los documentos oficiales elaborados por el Papa… con estos documentos anima a una comunidad de personas a llevar a cabo una actividad en particular, sin definir la doctrina de la Iglesia“.

Espero que este sea un post poco dado a la auto referencia, sin embargo quiero mostrar la profunda impresión que me produjo leer del Papa Francisco palabras tan claras y contundentes como estas: “No aceptar la exclusión”; “Es necesaria una ética humana para el dinero y el poder”; “El dinero debe servir y no gobernar”; “Los mercados, por si solos, generan desequilibrios”; “Ser humano no es tan solo ser una persona que consume” o “Decir basta a la dictadura de una economía inhumana”. No solo me impactaron sino que también me sorprendieron. Quizás se debiera a mi ignorancia, pero nunca antes había escuchado algo así en labios de la máxima autoridad de la Iglesia.

Después, llegó la oportunidad de elaborar unos relatos de la vida cotidiana que trataran de acercar esas mismas palabras, sin elaborarlas, sin reinterpretarlas, a la realidad que nos rodea. Ha sido un honor, que gracias a la Editorial Claret ahora se convierte en libro: “La alegría del Evangelio: Palabras que necesitan manos“. Un libro al servicio de las palabras del Papa Francisco, porque es absolutamente relevante que hoy, a la cabeza de la Iglesia, se encuentre un hombre que siente y dice lo mismo que millones y millones de seres en el mundo, sin importar en absoluto cual es su credo religioso o incluso si tienen alguno, la tarea de humanizar la vida nos llama y une a todos.

Marià Moreno

108-post-del-lunes-03-10-16-palabras-que-necesitan-manos

¿Qué se hizo de la bondad?

103. Post del lunes - 01.08.16 - Qué se hizo de la bondad

El Post del Lunes volverá puntualmente a su cita el lunes 5 de septiembre.

Siguiendo a la RAE, la bondad es la cualidad (carácter distintivo) de lo bueno. Respecto a las personas, es: la natural inclinación a hacer el bien.

Basta una ojeada hacia los gobernantes (propios o ajenos) para darnos cuenta que no parece ni que “lo bueno” ni “hacer el bien”, forme parte de sus actos, por más, eso sí, que sus palabras no parezcan hablar de otra cosa. Pura farsa (acción realizada para fingir o aparentar).

¿Qué se ha hecho de la bondad? ¿Qué hace que el gobernante, si acaso la posee, tenga que corregir su natural inclinación? De modo que se dedique a dictar normas tan emparentadas con lo bueno como lo está, entre sí, el código genético compartido por todos los primates. ¿Porqué ninguno de ellos quiere ser tildado de “buena persona” salvo en su estricta intimidad?

Nos han convencido de que nuestra sociedad es tan compleja que ha tenido que renunciar al bien, que es imposible gobernarla con tan simple (y banal) argumento. Que la bondad se paga muy cara en un mundo perverso, tanto, que ha sido desterrada para siempre.

Conscientes de lo oscuro del camino, nos queda la arco irisada esperanza de que la clamorosa ausencia del bien preludie, por invivible, un tiempo donde ser bueno sea el más bello don que porte una vida.

Marià Moreno

103. Post del lunes – 01.08.16 – Qué se hizo de la bondad

100 Lunes

100. Post del Lunes - 11.07.16 - 100 LunesSirva la llegada del Nº 100, para tener la oportunidad de agradecer a todas las personas que han leído “El Post del Lunes”, tanto si lo han hecho solo una vez como si, por ventura, los han leído todos, aunque sé que es muy probable que tal lector no exista ¡Gracias, muchas gracias!

Escribir un Post de forma regular que habitualmente se mantiene prudentemente alejado de la “actualidad”, sin duda tiene algo de osadía de la misma forma que entiendo que puede ser señalado como pretencioso ¿Realmente hay algo que contar cada semana? ¿Algo que pueda tener cierto interés? No sé responder a esas preguntas, mi tarea es intentarlo y eso es lo que hago, tratar de aportar algo digno de ser leído.

El Nº 100 nos permite formalizar un recuento. El Post del Lunes ha recibido en 49 ocasiones la etiqueta Economía, en 46 la de Los Nuevos Tiempos, después en 29 la de Alerta, en 26 la de Lucha contra el Cambio Climático, en 21 la de Esperanza y en 15 la de Ser Humano. Estas son las más significativas y bien pueden servirnos para componer el relato de aquello a lo que este Post quiere servir:

Mantenernos Alerta, situar como prioridad la Lucha contra el Cambio Climático, poder hablar de una Economía que nos permita construir Los Nuevos Tiempos, siempre con las manos y el corazón colmados de Esperanza en el Ser Humano.

¡Qué bien si este Post ayuda a que algo de todo eso pueda suceder!

Marià Moreno

100. Post del Lunes – 11.07.16 – 100 Lunes

Las series de El Post del Lunes: “Economía Circular”

El Post del Lunes ha dedicado los números 85 y 87 a 92 a la Serie “Economía Circular”, puedes acceder a ella a través de este enlace:

Serie Economía Circular – 21.03 a 16.05.16 – Post 85 y 87 a 92

Imagen serie Economía Circular

Ilusión y Esperanza

18. Post 06.04.15 - Ilusión y EsperanzaEste post no suele hacer concesiones al devenir biográfico, pero dado que toda norma sin excepción no es más que un collar de hierro, relato entonces tras mi vuelta de Artaza (Navarra) donde 19 corazones nos hemos dado cita a la estela de Koldo Aldai, un hombre y una pluma que merecen ser seguidos muy de cerca.

Y allí, en coral comunión, cantando juntos y en armoniosa cofradía han estado la estallante Primavera y sus mil flores, el sabio Barquero, la Clown que vela enfermos, el Alegre sur, la Serena dulzura del norte, el Cuidador sobrio y amoroso. La Diosa de la danza, la serenidad del Espíritu vencedor del dolor y la amorosa Tierra que lo acoge, la Masculina búsqueda siempre bella, la Sabiduría del tiempo en atenta escucha y unos Ojos que todo lo ofrecen porque el dar es su patria. También han acudido la gravedad de lo que debe ser Renovado, un Aprendiz con virutas de maestro, la Reciedumbre de quién acoge, la eterna juventud de un Ser bueno, una Mirada que pregunta para entregar a manos llenas y también, también ha cantado un dorado Colibrí orlado de blanca alba.

Y con todos y por todos un hombre tan grande que lo niega, Koldo, un compañero de siembra y de cosecha.

Ilusión y esperanza, por cuanto si todo eso podemos ser, tan dispares y de tan remotos lugares, y hacer que el pensamiento, el acto, la danza y el canto sean compartidos desde tan dentro, queda en pié la promesa de que un día, las voces, nos llegarán desde los cuatro vientos.

Marià Moreno