Archivo Etiqueta: Esperanza

¿Qué se hizo de la bondad?

103. Post del lunes - 01.08.16 - Qué se hizo de la bondad

El Post del Lunes volverá puntualmente a su cita el lunes 5 de septiembre.

Siguiendo a la RAE, la bondad es la cualidad (carácter distintivo) de lo bueno. Respecto a las personas, es: la natural inclinación a hacer el bien.

Basta una ojeada hacia los gobernantes (propios o ajenos) para darnos cuenta que no parece ni que “lo bueno” ni “hacer el bien”, forme parte de sus actos, por más, eso sí, que sus palabras no parezcan hablar de otra cosa. Pura farsa (acción realizada para fingir o aparentar).

¿Qué se ha hecho de la bondad? ¿Qué hace que el gobernante, si acaso la posee, tenga que corregir su natural inclinación? De modo que se dedique a dictar normas tan emparentadas con lo bueno como lo está, entre sí, el código genético compartido por todos los primates. ¿Porqué ninguno de ellos quiere ser tildado de “buena persona” salvo en su estricta intimidad?

Nos han convencido de que nuestra sociedad es tan compleja que ha tenido que renunciar al bien, que es imposible gobernarla con tan simple (y banal) argumento. Que la bondad se paga muy cara en un mundo perverso, tanto, que ha sido desterrada para siempre.

Conscientes de lo oscuro del camino, nos queda la arco irisada esperanza de que la clamorosa ausencia del bien preludie, por invivible, un tiempo donde ser bueno sea el más bello don que porte una vida.

Marià Moreno

103. Post del lunes – 01.08.16 – Qué se hizo de la bondad

100 Lunes

100. Post del Lunes - 11.07.16 - 100 LunesSirva la llegada del Nº 100, para tener la oportunidad de agradecer a todas las personas que han leído “El Post del Lunes”, tanto si lo han hecho solo una vez como si, por ventura, los han leído todos, aunque sé que es muy probable que tal lector no exista ¡Gracias, muchas gracias!

Escribir un Post de forma regular que habitualmente se mantiene prudentemente alejado de la “actualidad”, sin duda tiene algo de osadía de la misma forma que entiendo que puede ser señalado como pretencioso ¿Realmente hay algo que contar cada semana? ¿Algo que pueda tener cierto interés? No sé responder a esas preguntas, mi tarea es intentarlo y eso es lo que hago, tratar de aportar algo digno de ser leído.

El Nº 100 nos permite formalizar un recuento. El Post del Lunes ha recibido en 49 ocasiones la etiqueta Economía, en 46 la de Los Nuevos Tiempos, después en 29 la de Alerta, en 26 la de Lucha contra el Cambio Climático, en 21 la de Esperanza y en 15 la de Ser Humano. Estas son las más significativas y bien pueden servirnos para componer el relato de aquello a lo que este Post quiere servir:

Mantenernos Alerta, situar como prioridad la Lucha contra el Cambio Climático, poder hablar de una Economía que nos permita construir Los Nuevos Tiempos, siempre con las manos y el corazón colmados de Esperanza en el Ser Humano.

¡Qué bien si este Post ayuda a que algo de todo eso pueda suceder!

Marià Moreno

100. Post del Lunes – 11.07.16 – 100 Lunes

Las series de El Post del Lunes: “Economía Circular”

El Post del Lunes ha dedicado los números 85 y 87 a 92 a la Serie “Economía Circular”, puedes acceder a ella a través de este enlace:

Serie Economía Circular – 21.03 a 16.05.16 – Post 85 y 87 a 92

Imagen serie Economía Circular

Ilusión y Esperanza

18. Post 06.04.15 - Ilusión y EsperanzaEste post no suele hacer concesiones al devenir biográfico, pero dado que toda norma sin excepción no es más que un collar de hierro, relato entonces tras mi vuelta de Artaza (Navarra) donde 19 corazones nos hemos dado cita a la estela de Koldo Aldai, un hombre y una pluma que merecen ser seguidos muy de cerca.

Y allí, en coral comunión, cantando juntos y en armoniosa cofradía han estado la estallante Primavera y sus mil flores, el sabio Barquero, la Clown que vela enfermos, el Alegre sur, la Serena dulzura del norte, el Cuidador sobrio y amoroso. La Diosa de la danza, la serenidad del Espíritu vencedor del dolor y la amorosa Tierra que lo acoge, la Masculina búsqueda siempre bella, la Sabiduría del tiempo en atenta escucha y unos Ojos que todo lo ofrecen porque el dar es su patria. También han acudido la gravedad de lo que debe ser Renovado, un Aprendiz con virutas de maestro, la Reciedumbre de quién acoge, la eterna juventud de un Ser bueno, una Mirada que pregunta para entregar a manos llenas y también, también ha cantado un dorado Colibrí orlado de blanca alba.

Y con todos y por todos un hombre tan grande que lo niega, Koldo, un compañero de siembra y de cosecha.

Ilusión y esperanza, por cuanto si todo eso podemos ser, tan dispares y de tan remotos lugares, y hacer que el pensamiento, el acto, la danza y el canto sean compartidos desde tan dentro, queda en pié la promesa de que un día, las voces, nos llegarán desde los cuatro vientos.

Marià Moreno

Dos Mundos

El Post el Lunes - SoloEl Post del lunes, esta vez el domingo.

Dos mundos están muy cerca, muy juntos, entrelazándose constantemente. El tránsito entre dos mundos, quizás sea ese el tiempo que nos ha tocado vivir.

A veces la historia parece seguir un curso claro, siempre con amplios meandros y matices por supuesto, y en otras ocasiones parece imposible predecir cuál puede ser el signo final del destino. ¿En qué mundo vivimos? ¿Es este donde cada día podemos ver como más y más personas, acceden a un nuevo estado de conciencia para reclamar la llegada de una forma de hacer y vivir realmente diferentes? ¿O, por el contrario, todo sigue igual en este otro mundo denso, tan a menudo oscuro, donde la economía manda en todo y cualquier cifra, como la de parados, solo le importa al gobernante como dato por si le permite sacar pecho, pero jamás le interesa el drama real que viven tantos seres convertidos en meros dígitos?

Dos mundos están muy cerca, muy juntos, entrelazándose constantemente. Despierta y empuja la mujer mientras el hombre busca un nuevo lugar para vivir su masculinidad, las familias se componen y recomponen llevadas por un amor que traspasa todo tipo de fronteras… y al mismo tiempo nos dicen que nuestro porvenir depende enteramente de datos y cifras, de magnitudes imposibles de abarcar.

El tránsito entre dos mundos, quizás sea ese el tiempo que nos ha tocado vivir. Atentos, conscientes, bien convencidos de hacia dónde debe apuntar la proa de nuestra humilde barca, podemos hacer mucho en lo que nos rodea, allí donde alcanza nuestra mano y al mismo tiempo, con la suavidad de quién se siente seguro, con la firmeza de quien ya no duda, empujar cada vez un poco más lejos todo lo que nos dice que no puede ser, mientras afirmamos que sí puede ser, porque el tránsito debe continuar y nosotros somos los portadores de la esperanza de que ya no se detenga.

Marià Moreno

Nº 44